Inicio SOCIEDAD Aquí es donde los marchantes esconden obras de arte para evadir impuestos

Aquí es donde los marchantes esconden obras de arte para evadir impuestos

Se trata de puertos francos que guardan durante años, libres de impuestos, obras de arte de coleccionistas y marchantes.

82
Arte Impuestos

La artista visual alemana Hito Steyerl, experta en medios, tecnología y la circulación global de imágenes, los definió como «museos secretos». Son puertos francos que almacenan fortunas, libres de impuestos, en arte.

Un duty free de piezas artísticas 

Steyerl, profesora de la Universidad de las Artes de Berlín, escribió: «En el mundo se crean enormes espacios de almacenamiento de arte en lo que se podría llamar, en esencia, una tierra de nadie del lujo, paraísos fiscales donde las obras se mueven de un espacio a otro una vez que se las vende. Son también uno de los principales espacios para el arte contemporáneo: el museo offshore o extraterritorial».

El pionero se halla en Ginebra, Suiza. Hay otro en Luxemburgo, un tercero en Singapur, otro en Mónaco y otro en Delaware, Estados Unidos. Además, se planea la apertura, en Beijing, China, del que será el más grande del mundo.

Los coleccionistas más importantes y los magnates pueden estacionar sus valores durante décadas

El día que la pintura salga del puerto franco será el momento de pagar el gravamen que corresponda. Si tras una temporada, durante la cual la pintura ganó en valor, se vende directamente en las instalaciones, habrá ganado dinero sin tributar.

Según The New York Times, la idea del puerto franco se originó en el siglo XIX «para el almacenamiento temporal de bienes como granos, té o insumos industriales». Con el tiempo fue cambiando.

Están ubicados en países y ciudades con incentivos fiscales y ofrecen una manera legal, o casi, de evitar el pago de tasas de importación duplicadas

Uno de los problemas es que, a diferencia del puerto franco original, las versiones modernas no ponen un límite de tiempo para hacerlo.

En Suiza, sólo los suizos pueden hacerlo durante 12 meses: el resto de los nacionales del mundo pueden almacenar sus bienes indefinidamente.

Bloomberg detalló que si bien es necesario registrar los bienes que se mueven en estos espacios, no hace falta usar el nombre de una persona: basta con crear una empresa fantasma.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here