Inicio SOCIEDAD La ola de calor irá a más

La ola de calor irá a más

Las consecuencias del cambio climático disparan 4ºC y quintuplican estos periodos de calor extremo.

136
olas de calor

Las olas de calor récord son, al menos cinco veces más probables a consecuencia del cambio climático y de hecho, la que afectó la semana pasada a Europa era entre cinco y potencialmente hasta cien veces más probable que ocurriera. De esto se desprende un análisis de los principales científicos del clima en el grupo World Weather Attribution que añade que, además, estos episodios son unos 4 centígrados más calientes.

Las temperaturas amenazan con subir de nuevo este fin de semana

Las efemérides meteorológicas se han sucedido prácticamente en todas las regiones del país, pero estas temperaturas tan anómalas parecen condenadas a repetirse durante el resto de siglo.

Los datos apuntan a que los días de verano con los termómetros anormalmente disparados serán cada vez más frecuentes. Según un estudio de la Aemet hecho público este martes, la pasada ola de calor fue la más cálida en las últimas cuatro décadas en un mes de junio.

A finales del siglo XX, tenían que pasar más de 30 años para observar episodios de calor que rompieran récords en este mes. Sin embargo, en los meses de junio del siglo XXI, casi cada cuatro años una masa de aire excepcionalmente cálido ha recorrido España.

La frecuencia se ha multiplicado casi por diez en apenas dos décadas

Hasta siete estaciones de medición alcanzaron valores máximos inéditos en su historial de registros. En Burgos, Lleida, Girona, Navacerrada (Madrid), Madrid, Torrejón de Ardoz (Madrid) o Calamocha (Teruel) jamás se habían visto valores térmicos tan elevados.

La investigación de la Aemet ha puesto de relieve que las masas de aire de los veranos de ahora -y de los que vendrán- son notablemente más cálidas que las de antes. Más concretamente, 1,3º C de media. Si se observa la naturaleza de estos episodios entre siglos las diferencias saltan rápidamente a la vista.

A los avisos por altas temperaturas les siguió, casi en una secuencia consecutiva, el fuego en los montes. El miércoles pasado se iniciaba en la Ribera d’Ebre (Tarragona) -una de las regiones más castigadas por el calor- un incendio que, aunque está controlado desde el lunes ha quemado 5.000 hectáreas. El fuego decretado el viernes en Almorox (Toledo), que cruzó rápidamente a Madrid afectando a varios municipios de la frontera suroeste de la comunidad, también esta bajo control. Este incendio, que dejó 3.300 hectáreas carbonizadas en total, se convirtió en el peor fuego forestal jamás registrado en la Comunidad de Madrid.

Pese a que el calor ha dado un respiro, todavía siete comunidades siguen en situación de riesgo extremo de incendio. La repetida ausencia de lluvias sumada a las altas temperaturas ha dejado a los embalses tan solo al 56,3% de su capacidad, 14 puntos por debajo del volumen del año anterior por estas fechas y de la media de los últimos diez años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here