Inicio DEPORTES Orlando Ortega, «me han robado la medalla»

Orlando Ortega, «me han robado la medalla»

El Jurado de Apelación reconoce que fue obstaculizado pero dice que "no es infrecuente".

117
Orlando Ortega 110 vallas Doha
McLeod empuja a Orlando Ortega durante la final. AFP

El campeón olímpico McLeod desequilibra al español Orlando Ortega y le priva de un metal que tenía en la mano.

Le acababan de arrebatar la plata o como mínimo el bronce de los 110 metros vallas del Mundial de Doha

«No puede ser, no puede ser. No, no, no, no», Orlando Ortega en zona mixta no era capaz de creer lo que le había ocurrido. «¡Se ha metido en mi calle! ¡Se ha metido en mi calle!», le gritaba a su compañero de entrenamientos en Chipre, el serbio-chipriota Milan Trajkovic.

«Ha sido una estafa. Me han robado una medalla. Sabe que soy más fuerte en la última parte, podía haber luchado por el oro y se ha metido en mi calle, he tenido que apartarlo para pasar. Puedo aceptar que haya choques de brazos en mitad de la carrera, roces, pero lo que ha pasado no se puede permitir. Que me ganen corriendo lo admito, pero así no. Valoro a mis contrarios, pero así no, así no», proclamaba Ortega y condesaba así los hechos.

Una táctica antideportiva derrota a Orlando Ortega

En el último tramo de la final, McLeod, campeón mundial y olímpico, metió el codo para contener la remontada del español que al final, tras la penúltima valla, se desequilibró y acabó desequilibrándole a él.

Una potente salida del estadounidense Grant Holloway le aseguraba el oro. En la última valla era inalcanzable, pero hasta el accidente Ortega estaba en posición de subirse al podio. De hecho, ya había superado al ruso Sergey Shubenkov y al francés Pascal Martinot-Lagarde, que se hicieron con la plata y el bronce respectivamente.

España reclamaba que se repitiera la final

El Jurado de Apelación ha desestimado la reclamación presentada por el equipo de España en la final de 110 metros vallas del Mundial de Atletismo de Doha. En consecuencia, han desestimado también la clasificación permanece inalterada, según la resolución.

«El Jurado de Apelación se reunió y, tras revisar las circunstancias de la carrera, reconoció que el atleta español fue obstaculizado. El Jurado concluyó, no obstante, que este tipo de incidentes no es infrecuente en pruebas de vallas. La apelación es denegada y el Jurado acepta la decisión del juez».

Según el texto de la reclamación —precisa la IAAF— España, acogiéndose a la regla 162.3 a), solicita que o bien se repita la carrera, o bien que el atleta sea autorizado a correr en solitario.

«Si la solicitud anterior no es aceptada, España pide que, como gesto de gesto de deportividad, Ortega sea galardonado con la medalla correspondiente a su posición en el momento de la obstrucción», señalaba la IAAF.

El Jurado de Apelación resolvió en contra de la petición española y el resultado permanece: la victoria fue para el estadounidense Grant Holloway (13.10), seguido del ruso Sergey Shubenkov (13.15) y del francés Pascal Martinot-Lagarde (13.18).

«Me lo imagine, lo veía venir desde que me enteré que estaba al lado de él», afirmó el español

«Y justo cuando empiezo a avanzar, a empujar, que me veo metido en las medallas, viene… y es que es evidente, si miras la repetición es evidente que se mete en mi calle y yo tengo que apartarlo con una mano para poder pasar», describió.

«Un año trabajando para esto y que suceda esto en la final, me parece impresionante. Yo no soy quien para proponer nada, solo espero que para el día de mañana esto tenga un arreglo», se lamentó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here