Inicio PORTADA Los vecinos piden a Martínez-Almeida una solución urgente en la A-5

Los vecinos piden a Martínez-Almeida una solución urgente en la A-5

259
SEMÁFOROS

Los polémicos semáforos de la A-5 tienen los días contados, o eso es lo que indica el nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ya que como asegura, «han sido completamente inútiles y no han resuelto ni una de las cuestiones para las que fueron instalados».

Con esta contundencia, Martínez-Almeida, anunció una de sus primeras medidas como alcalde el pasado lunes. Y es que desde el Consistorio actual se considera que esta medida del Ejecutivo de Manuela Carmena solo «ha traído más atascos y ha dificultado el acceso de los ciudadanos de poblaciones como Alcorcón, Móstoles o Leganés».

Un tramo protagonizado por la contaminación y el ruido

Algo distinto es lo que comparten muchos de los vecinos de la zona, quienes rechazan la eliminación hasta que exista una alternativa real oficial. Porque al fin y al cabo, las molestias del ruido y contaminación que llevan años padeciendo siguen ahí. En este sentido, Partido Popular y Ciudadanos llevaban como propuesta de Gobierno el soterramiento de ese tramo tan conflictivo de la A-5.

Como publica 20minutos, desde la Asociación Vecinal de Aluche prefieren que se mantengan los semáforos porque aseguran que se ha apaciguado el tráfico y se ha mejorado la seguridad vial en la zona. «En la zona hay ahora mucha más seguridad que antes», opina Andres Piñeiro, de la A. V. de Campamento.

«Si esos semáforos se apagan va a ser un caos si no se modifican las incorporaciones. En la incorporación de la carretera de Boadilla a la A-5 había un solo carril para el coche y lo ampliaron a dos», advierte Candi Campiña, presidenta de la Asociación de Vecinos de Batán.

Soterrar unos 4 km de vía, una posible solución

Todos coinciden en que lo que necesitan es una solución real en la zona para mejorar la calidad de vida de los vecinos. «Lo que queremos son soluciones y que se mejore la calidad de vida de la gente de nuestros barrios», coinciden los tres representantes vecinales.

Así que piden al nuevo Ayuntamiento que ponga en marcha y concrete cuanto ante su proyecto para la zona, que supone soterrar 3,8 km (desde la avenida de Portugal hasta el cruce con la avenida de los Poblados) y cubrir la zona con 80.000 metros cuadrados de zonas verdes, siguiendo el modelo de la M-30 y Madrid Río. El coste sería de unos 45 millones de euros.

En este sentido, Campiña exige ya un proyecto serio, pasando del papel a las obras, ya que como asegura, quiere ver ya máquinas. También recuerda que en 2009 el excalde Alberto Ruíz-Gallardón, del PP, aprobó entonces la realización de un proyecto para soterrar dicho tramo. Sin embargo, con la llegada de la crisis se quedó aparcado a pesar de estar ya aprobado y licitado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here