Inicio SOCIEDAD El polígono de Cobo Calleja cumple cincuenta años

El polígono de Cobo Calleja cumple cincuenta años

El polígono, ubicado en Fuenlabrada, alberga unas 1.500 empresas

285
EL polígono cumple 50 años
Una de las calles del Polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada/ La Información

El mayor bazar de Europa esta de celebración. El polígono de Fuenlabrada cumple medio siglo de vida. Lleva funcionando todos estos años, tras resistir varias crisis y una explosión en los años 90.

Javier Ayala, Alcalde de Fuenlabrada por el PSOE, ha hecho una reclamación para construir un apeadero y puerto seco para mercanías en la línea C-4 de Renfe Cercanías que proporcione cobertura al polígono.

Ayala ha trasladado esta propuesta al Ministerio de Fomento y a la Comunidad de Madrid para que se financie a tres partes la construcción de la estación.

Se ha insistido en la necesidad de estudiar la construcción de dicho apeadero porque «reduciría en un 20% el número de desplazamientos en vehículo privado a esta zona industrial«.

El mayor polígono de Europa comenzó con apenas tres naves de unos 250 metros cuadrados

Durante los años 60, un empresario leonés, Manuel Cobo Calleja, decidió embarcarse en un proyecto muy ambicioso, crear el mayor polígono industrial de España.

Fue adquiriendo terrenos al sur de la ciudad de Madrid, dentro del término municipal de Fuenlabrada, para ir construyendo naves industriales que, en la actualidad, abarcan una superficie de casi dos millones de metros cuadrados, que lleva el nombre del fundador y está ocupada por comercios de origen chino.

Pero no fue hasta la década de los 80 cuando el complejo industrial comenzó a despegar de forma definitiva. Entonces se fueron instalando empresas de todo tipo (madera, pintura, barnices, alimentación, automoción, etc).

«Era un polígono muy moderno para la época. La amplitud de las calles favorecía el transporte para los camiones», destaca Francisco Salamanca, de 71 años, que se instaló en el polígono en sus inicios junto a sus dos hermanos y su padre para montar una fábrica y una tienda de pinturas.

El complejo industrial ha atravesado varias crisis y un incendio, y siempre ha seguido en activo

Cobo Calleja esta conformado por una cale principal a través de la que se distribuye el tráfico y varias calles perpendiculares. Es muy atractiva por la facilidad que tiene de entrada y salida de los productos.

Pero a lo largo de su medio siglo de vida, el polígono ha atravesado momentos muy complicados también.

La crisis económica que asoló los primero años 90, llevó a echar el cierre a numerosas empresas allí ubicadas. A esto se sumo una fuerte explosión ocasionada por una acumulación de gases como consecuencia del mal estado del saneamiento.

«Fue una explosión tremenda, pero afortunadamente no hubo que lamentar daños humanos. Eso sí, esa parte del polígono hubo que reconstruirla por completa», afirma Francisco Salamanca, quien afortunadamente, no tuvo que lamentar daños en su empresa de pinturas, Julmosa.

Por otro lado, la fuerte recesión económica que se inició en España durante el 2008 dejó huella. «Hemos pasado muchos malos momentos, pero aquello fue lo más duro. La llegada de los chinos ayudó mucho a mantener la actividad», asegura Salamanca.

EL polñigono tuvo que afrontar una nueva crisis en 2012, esta vez de imagen. Pues se inició una operación policial contra el fraude fiscal en la que se detuvo al empresario chino Gao Ping como cabecilla de una trama que defraudó a Hacienda unos 17 millones de euros.

Hoy en día el polígono de Cobo Calleja reune unas 1.500 empresas

Con la llegada del nuevo mileno, el complejo industrial se transformo con la llegada de comerciantes de origen chino.

Además, las sedes del almacén central de la Cruz Roja y del Archivo del Tribunal de Cuentas del Estado dieron paso a grandes espacios comerciales de venta al por mayor de productos asiáticos.

Esto lo convirtió en un referente para miles de comercios a nivel nacional y europeo. Hoy en día, es una de las áreas de actividad económica más importantes de la Comunidad de Madrid.

Alberga en sus naves a más de 7.500 trabajadores y presenta una ocupación que roza casi al completo una ocupación del 100%.

El polígono Cobo Calleja: un lugar de integración y la zona de Europa con más comercios chinos

Mao Feng, presidente de la Asociación de Chinos en España, destaca que el polígono de Cobo Calleja de Fuenlabrada es un lugar muy especial para la comunidad china que reside en la Comunidad de Madrid.

«Es como si fuera nuestra casa. Cada día vivimos y trabajamos allí», destaca Mao Feng. «Cobo Calleja es el mejor sitio para enseñar nuestra cultura y nuestros productos. Y es un lugar importante para la integración»

Para la comunidad china es un lugar muy importante, ya que es una plataforma para hacer negocios. Feng ha mostrado su orgullo por la amistosa «colonización» realizada por sus compatriotas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here