Inicio AUDIENCIAS Por qué tienes que ver la serie LOVE

Por qué tienes que ver la serie LOVE

632
LOVE Netflix

Si bien ha pasado ya un tiempo desde la culminación de la serie, esta es una recomendación que simplemente no caduca.

LOVE no es la típica serie romántica

LOVE es una comedia romántica más bien realista que muestra la evolución de una relación entre dos personas aparentemente incompatibles, sin idealizaciones y sin romanticismos.

La serie nos muestra a dos personajes que tienen un montón de problemas propios: Mickey (Gillian Jacobs) es una alcohólica a la que le cuesta tomarse en serio las cosas y Gus (Paul Rust) es un chico inseguro que no puede decir que no. Ambos se conocen y poco a poco descubren la forma de lidiar no solo el uno con el otro, sino también con ellos mismos.

Netflix LOVE

La historia de los personajes es tan envolvente que te descubres más involucrado en su relación de lo que deberías. Te encuentras tomando bandos y echando culpas porque Paul Rust y sus habilidades ya no tan desconocidas de guión logran hacerte sentir identificado casi de inmediato. Y esa es  una de las razones que hacen que esta sea una serie tan especial: lo mucho que se nos cruza por la cabeza que esa situación es, definitivamente, algo que podría pasarnos a nosotros. La idea recurrente de que esa podría ser nuestra historia.

Sin artificios y con un humor ligero

La serie muestra a sus dos protagonistas de manera cruda y humana, con más defectos que virtudes, pero con un trasfondo complejo que te sorprende a menudo: Gus resulta ser un tipo complicadísimo y Mickey tiene más adiciones de las que cree que puede dejar, pero si algo les sobra es el respeto y el apoyo mutuo.

Es una serie sincera que le da protagonismo a la parte más realista y mundana de una relación: los silencios incómodos, los nervios de no encontrar las palabras adecuadas, las primeras discusiones, las “primeras veces” que se afrontan juntos, y el resto de cosas de las que no se habla a menudo pero que están allí.

LOVE enfrenta todo esto de manera natural, demostrando que son aspectos no solo necesarios, sino también especiales en una relación, y aunque se habla de amor, también se habla de lo complicado que es crecer, de lo volátiles que podemos llegar a ser las personas, de futuros inciertos y de que la vida se trata, al fin y al cabo, de vivir.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here