Inicio CRÍTICA TV Las prácticas sexuales de Violeta en Supervivientes

Las prácticas sexuales de Violeta en Supervivientes

Violeta confiesa sus prácticas sexuales en Supervivientes.

924
Violeta Supervivientes
Telecinco

La isla de Supervivientes está que arde. Violeta y Fabio han protagonizado escenas de un rombo y ella ha confesado qué prácticas sexuales le gustan.

El derroche de pasión entre Violeta y Fabio

Violeta y Fabio se magrean de lo lindo, pero lo hicieron a medio metro de Omar. Y Omar se dio la vuelta para dejarles intimidad. Ah, no, que se quedó mirándoles.

“Es que tenía el otro lado dormido y tenía que estar tumbado de ese lado. No es que quisiera mirar, era hasta desagradable», se excusó Omar.

“¿Te gusta que te den manotazos en el culete?” le preguntó en otra ocasión Omar a Violeta. “Me gustan los manotazos en todas partes, pero con la fusta no. Me gusta el sexo con dolor«, dijo Violeta a Omar.

Omar atónito

Al lado estaba Fabio, sonriendo un poco forzado, pensando en que el día que se acueste con Violeta va a terminar con las manos rojas. 

“Ya sabía yo que ibas a cogerme el rábano por las hojas», dijo en un momento dado Carlos Sobera, que es una maravillosa e inagotable fuente de frases malinterpretables.

Problemas en el paraíso:
Violeta está enfadada con Fabio

Violeta se enamora en dos días y ¡sorpresa! Resulta que Fabio no es lo que esperaba. Más que nada porque ni le conocía, pero era guapo.

Hace una semana dejé a mi novio, que para mi fue muy heavy«, dijo Violeta. Ella lo vendía como un gran sacrificio a Fabio, pero seguramente le costó menos que nada.

Y llegó el momento bronca. Violeta había dejado su ropa en la barricada y se le mojó. ¿Fue culpa suya? No.

“Estoy llamando a Mahi y no viene, seguro que se le ha caído a ella al agua«, dijo, de hecho. “Mujer no te ensatanes más, mañana será otro día”, le aconsejaba Mahi.

Y luego empezó a exigir “que me deis ya mi comida”. Para Violeta no existe el “por favor”.

Pero Fabio estaba más bien triste, ni risas ni nada. A Fabio se le ha pasado el amor volando.

Al final acabó de bronca con su maromo. “¿Puedes no tener quince años? ¿Puedes hablar? ¿Puedes no hacerte la quinceañera?”, le dijo Fabio.

Tras varias idas y venidas, Fabio acabó diciendo “¿está loca o qué le pasa?».

Y SE SALVÓ DE LA EXPULSIÓN… ¡PANTOJA!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here