Inicio PORTADA Primera noche de calma tras siete jornadas de violentas protestas en las...

Primera noche de calma tras siete jornadas de violentas protestas en las calles de Barcelona

Parece que la calma va dejándose notar tras las protestas que han asolado a Cataluña

123
Protestas Cataluña
Sentada pacífica ante la Jefatura de Policía de Barcelona en el séptimo día de protestas por la sentencia del procés./ ACN

Las protestas contra la sentencia del procès han rebajado este fin de semana el carácter violento que presentaban desde el pasado lunes, cuando se dio a conocer el fallo del Tribunal Supremo.

Por séptimo día consecutivo, los acontecimientos han ido pasando sin incidentes por Barcelona, el epicentro de las protestas más violentas provocadas por los grupos radicales.

Centenares de personas, unas 2.700 según la Guardia Urbana, han secundado este domingo la convocatoria de Pícnic per la República y han arrojado bolsas de basura, en su mayoría rellenas de papel, en el perímetro de seguridad de la sede en Barcelona de Delegación del Gobierno, para simular que este edificio es un «vertedero».

Durante este pasado domingo se trataba de recuperar la normalidad tras las protestas, volviendo a asfaltar las calles y colocando semáforos y señales de tráfico

Con un perímetro de seguridad que ha blindado la manzana del Eixample en la que se encuentra la Delegación del Gobierno, los independentistas se han concentrado de forma pacífica a la altura del cruce entre las calles Mallorca y Bruc, ante un cordón policial.

Una vez desconvocada la protesta, algunos han cortado dos de las grandes arterias de Barcelona como son la Diagonal, en diferentes puntos, y la Meridiana, a la altura de Fabra i Puig.

Posteriormente, en una marcha improvisada por Paseo de Gràcia, los manifestantes se han dirigido ante la Jefatura de Policía Nacional, en Via Laietana, donde han realizado una sentada en un ambiente tranquilo y festivo.

Pedro Sánchez sigue rechazando las llamadas de Quim Torra

Durante ésta séptima jornada de protestas, Torra ha llamado al presidente en funciones, el cual ha rechazado esta llamada, y a quien desde Moncloa han emplazado a condenar la violencia «sin medias tintas».

Desde Moncloa le han asegurado que estaba reunido y que no se podía poner, aunque tratarían de realizar el contacto más adelante, según han indicado fuentes de la Generalitat.

Sánchez ha presidido este domingo la reunión del comité de seguimiento de la situación en Cataluña, que se ha celebrado en el Palacio de la Moncloa y en la que ha participado también el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Ha sido precisamente Marlaska quien, en una rueda de prensa posterior, ha advertido a Torra de que es «imprescindible» que él y su gobierno condenen de forma «firme, rotunda, sin matices ni medias tintas la ola de violencia» de esta semana.

Así queda el balance de heridos durante las protestas

Desde que el pasado lunes comenzasen las protestas, se estima que unas 600 personas han resultado heridas con diferente nivel de gravedad.

Trece aún siguen hospitalizadas, una de ellas en estado muy grave: un agente de la Policía Nacional a quien los manifestantes en la Via Laietana de Barcelona arrojaron el pasado viernes un objeto contundente a la cabeza que perforó su casco de protección.

Por otro lado, cuatro manifestantes han perdido un ojo debido a lesiones oculares compatibles con el impacto de pelotas de goma, según fuentes hospitalarias.

Hay un total de 288 agentes heridos, de distintos cuerpos policiales. 153 Mossos d’Esquadra; 134 efectivos de la Policía Nacional y uno de la Guardia Urbana.

2,5 millones de euros en daños

El Ayuntamiento de Barcelona cifra en, al menos, 2,5 millones de euros los daños causados en los disturbios en la capital catalana.

Ha este presupuesto no se le ha añadido el pavimentado de calles y las horas extras del personal, especialmente el de limpieza, que cada noche ha salido a las calles tras la batalla campal de las protestas para que por la mañana se pudiera recuperar la normalidad.

Durante la noche del sábado, la más tranquila de la semana, pese a que hubo momentos de mucha tensión y se incendiaron algunas barricadas, los Mossos d’Esquadra también detuvieron a tres personas por saquear tiendas del centro de Barcelona, especialmente de telefonía, electrodomésticos y ropa.

Durante las protestas y disturbios de esta semana también se han causado daños a 267 vehículos policiales, de los que 221 son de la Policía Nacional, 43 de los Mossos d’Esquadra y 3 de la Guàrdia Urbana.

Por su parte, las fuerzas de seguridad contestaron a la violencia de los manifestantes con cargas, el lanzamiento de pelotas de goma y proyectiles de foam (más de 500 en una noche), usando la táctica del carrusel, es decir manejando furgonetas a toda velocidad para dispersar, disparando gases lacrimógenos y, por primera vez en Cataluña, los Mossos han recurrido a la tanqueta de agua que arrasa barricadas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here