Inicio DEPORTES El rugby, un deporte inclusivo idóneo para las personas con síndrome de...

El rugby, un deporte inclusivo idóneo para las personas con síndrome de Down

El rugby es un deporte perfecto para que lo practiquen juntos personas con y sin discapacidad. Es lo que se llama deporte inclusivo.

143

El deporte inclusivo consiste en practicar un deporte entre personas con y sin discapacidad. Es altamente recomendable, tanto por el bienestar físico y mental que conlleva, como para mejorar la calidad de vida y la inclusión social de las personas con discapacidad.

Un placaje para la inclusión

El rugby es un deporte especialmente idóneo para las personas con síndrome de Down. La diferencia entre éste y otros deportes es que en el rugby todo el mundo vale, cada jugador es necesario, con sus características, y todos los que lo practican son útiles para el equipo.

El rugby no hace distinción, no busca una misma característica ni un mismo perfil.

Unión como equipo, como grupo. Amistad y confianza. Y para conseguir esto, todo el mundo aporta.

El rugby es para todos, un deporte para construir la igualdad

Para impulsar el rugby inclusivo, DOWN ESPAÑA puso en marcha hace unos meses la iniciativa “Unión por el Rugby Inclusivo”, que pretende aunar las experiencias de distintos clubes de toda España que apuestan por la inclusión de niños con síndrome de Down en sus equipos.

A esta iniciativa se han unido ya la Asociación Deportiva de Ingenieros Industriales de Las Rozas Rugby y el San Isidro Rugby Club, ambos de Madrid. También apoya esta iniciativa el Gaztedi Rugby Taldea, a través de DOWN ARABA, entidad federada a DOWN ESPAÑA, y el VRAC Entrepinares de Valladolid.

Nicolás Esguevillas se convirtió en el primer niño con síndrome de Down en jugar el Torneo Nacional de Rugby de España

Nicolás Esguevillas, jugador del San Isidro Rugby Club de Madrid, será el primer niño con síndrome de Down en jugar el Torneo Nacional de Rugby para categorías inferiores, que tiene como sede los campos de rugby Pepe Rojo, en Valladolid.

Con la experiencia de Nicolás Esguevillas se muestra el rugby como un deporte inclusivo para la infancia, en el que el niño es simplemente un jugador más. El joven deportista acude regularmente a los entrenamientos, mantiene una estupenda forma física y se le pide lo mismo que al resto de sus compañeros: esfuerzo, coraje, rapidez, unión, constancia y amistad. 

La práctica del deporte inclusivo es un derecho de las personas con síndrome de Down. Por ello, DOWN ESPAÑA trabaja desde 2009 impulsando el deporte inclusivo entre sus 88 asociaciones federadas.

Valores del rugby

Desde pequeños los jugadores de rugby aprenden en las escuelas de este deporte que por encima del respeto a las reglas del juego y al esfuerzo están valores como el compañerismo, la honestidad, el respeto, la disciplina, la lealtad, el sacrificio y el altruismo. 

Como característica de este deporte, y de forma especial en estas categorías, los puntos son una consecuencia del esfuerzo de todos, y por tanto, no caben las celebraciones individuales.

Al final de cada partido los jugadores de ambos equipos se unen para celebrar juntos el llamado “tercer tiempo”, en el que los equipos, después de un partido, comen juntos por invitación del equipo local.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here