Inicio ACTUALIDAD Sánchez espera avances para que la Península deje de ser una isla...

Sánchez espera avances para que la Península deje de ser una isla energética

32
Compartir

Madrid, 26 jul (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participará mañana en Lisboa en una cumbre sobre interconexiones junto a Emmanuel Macron y Antonio Costa en la que espera un impulso de proyectos que avancen en el objetivo de que la Península Ibérica deje de ser una “isla energética” en la UE.

La cumbre que se celebrará en la capital portuguesa se ha ido preparando desde finales del año pasado y se pretende con ella que la Unión Europea se implique aún más en potenciar las interconexiones energéticas.

En principio estaba previsto que asistiera también el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, pero finalmente no estará presente, según han confirmado a Efe fuentes del Gobierno, y esta institución comunitaria estará representada por el comisario de Energía, Miguel Arias Cañete.

Los países e instituciones que protagonizarán la cumbre serán los mismos que estuvieron presentes en la primera de estas características celebrada en Madrid en marzo de 2015.

Sin embargo, Cañete será la única persona que estuvo en aquella ocasión y que acudirá también mañana a Lisboa.

Si hace algo más de tres años España estuvo representada por Mariano Rajoy, Portugal por su entonces primer ministro, Pedro Passos Coelho, y Francia por quien era en aquel momento su jefe de Estado, François Hollande, ninguno de ellos está ya al frente de esas responsabilidades.

Por tanto, serán Sánchez, Costa y Macron quienes analizarán junto a Arias Cañete los proyectos de interconexión en el sur de Europa.

De ellos hablarán ya hoy en Madrid el jefe del Gobierno y el presidente francés en la reunión que mantendrán en el Palacio de la Moncloa.

También Sánchez analizó este asunto con Costa durante la reunión que tuvieron en Lisboa el pasado 2 de julio y en la que se anunció la fecha de la cumbre de mañana.

En esa cita, los dos jefes de Gobierno sellaron su colaboración para defender intereses conjuntos de los dos países ante el futuro de la Unión Europea, entre ellos el impulso de las interconexiones energéticas.

Para preparar la cumbre de mañana se reunieron también esta semana en Madrid el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y su homólogo luso, Augusto Santos Silva, quienes se mostraron confiados en conseguir mañana avances muy importantes.

Se espera que ese avance permita aumentar la contribución a la seguridad energética y cumplir con los objetivos de la UE en materia de energías renovables y de reducción de los gases de efecto invernadero.

Entre los proyectos que se abordarán estará la primera interconexión submarina entre España y Francia a través del Golfo de Vizcaya, que permitirá aumentar la capacidad de intercambio desde los 2.800 megavatios (MW) actuales hasta los 5.000 MW.

Se prevé que no empiece a operar antes de 2025 y contará con 600 millones de financiación comunitaria.

Este proyecto ya estuvo sobre la mesa en la cumbre de hace tres años en la que se firmo la denominada “Declaración de Madrid” y que se puso como meta lograr un 10 por ciento de interconexión en 2020.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.