Inicio ECONOMÍA Y EMPRESA Seat y Silence se alían con su nueva moto eléctrica en la...

Seat y Silence se alían con su nueva moto eléctrica en la que ya confían Correos, Seur o Telepizza

128
SEAT
La nueva moto eléctrica de Seat que ya utilizan en Telepizza, Correos y Seur.

Seat ha visto una oportunidad en la corriente de vehículos eléctricos en pleno auge y va entrar en el mercado de las motocicletas. Y lo va a hacer con una moto eléctrica, desarrollada en colaboración con el fabricante barcelonés de motocicletas eléctricas Silence. Por cierto, esta empresa ya provisiona estos vehículos a empresas como Correos, Seur o Telepizza.

El fabricante de vehículos reconoce que el futuro de la movilidad pasa por contaminar menos y prueba de ello es que se encuentra inmerso en varios proyectos ‘0 emisiones’, como es el anuncio del Seat Mii electric y el-Born.

La moto eléctrica es un recursos cada vez más demandado en las grandes ciudades

A todo esto, el vehículo eléctrico está muy ligado a las urbes, donde las motos cada vez desempeñan un papel más fundamental. «El continuo crecimiento de las grandes ciudades hace que conseguir una movilidad eficiente sea uno de los principales retos. Damos un paso más en nuestra estrategia de micromovilidad urbana confirmando la primera eScooter en la historia de la marca”, declaró este martes Luca de Meo, presidente de Seat.

Mientras que el mercado de automóviles se estanca, el de las motos no para de crecer. Mirando los datos de octubre, se matricularon un total de 17.558 motos, lo que supone una mejora de un 10,7% interanual. Y en el caso concreto de las eléctricas, las entregas de este tipo han aumentado en un 27,5% respecto año pasado.

La alianza de Seat con Silence tiene su explicación en que su experiencia en motocicletas es nula, así que la compañía ha apostado por ir de la mano con alguna marca consolidada en este tipo de vehículos.

El éxito de Silence

Silence es un fabricante barcelonés de motos eléctricas que nació en 2011 de la mano de Carlos Sotelo, ex piloto de Rally y París-Dakar. Se trata de un proyecto que logró captar la atención de grandes corporaciones, recibiendo la inversión de entidades como Repsol o La Caixa.

Y aunque la idea inicial era la de crear una moto para particulares, comenzó a fraguarse en aquellos años la idea del motorsharing, o lo que es lo mismo, el alquiler de motos compartidas. Por ello, la primera en ver la luz fue la S02 (2015), concebida para servicios de reparto, para servicios policiales y agentes de movilidad.

La compañía de transportes Seur fue la primera gran empresa en apostar por no contaminar en sus trayectos en 2015. Otras grandes entidades, como Correos o el Ayuntamiento de Barcelona, apostaron por la Silence S02 al año siguiente, 2016. Después, muchos empresarios han seguido sus mismos pasos.

En lo que llevamos de 2019, sus ventas ascienden a 3.294 unidades. Y son por consiguiente, la primera marca de motos eléctricas en España. Además, en Europa, el 37 % de motos eléctricas que se comercializan son suyas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here