Inicio PORTADA ¿Cuál es la cobertura de un seguro de viaje?

¿Cuál es la cobertura de un seguro de viaje?

Al contratar un seguro no hay que confiarse: no todo está cubierto cuando viajamos, aunque siempre dependerá de las prestaciones y del seguro que hayamos adquirido.

338
Seguros-de-viaje
GN10

Un accidente con la bicicleta, una caída, una mordedura de un animal o una enfermedad en el extranjero pueden arruinar tus vacaciones. Por eso, viajar protegido es algo de lo que cada vez tomamos más conciencia.

Las coberturas han de ir acordes al destino

Viajar lleva aparejados riesgos y son muchos los imprevistos que pueden acontecer cuando hacemos alguna escapada. A pesar de que los viajeros sean los protagonistas de sus propias incertidumbres, los seguros de viaje ayudan a resolver percances.

No olvidemos que además, aportan un añadido económico en caso de que nos tengamos que hacer cargo de determinados gastos.

Por ello, entre otras cosas, cuando nos desplazamos al extranjero, es conveniente saber de antemano si la Seguridad Social nos cubrirá los gastos médicos en el país de destino en caso de sufrir un percance.

Fijarse en las coberturas de un seguro se vuelve imprescindible

Existen gran variedad de seguros de viaje y de coberturas, pero las más comunes suelen ser la asistencia médica, los traslados y la repatriación. Los problemas con el equipaje o los gastos de cancelación.

Los problemas relacionados con la salud son los que más preocupan a los viajeros.

Y, aunque son menos conocidas, algunos seguros de viaje cuentan con otras prestaciones como la recuperación de datos, la transmisión de mensajes urgentes o el adelanto de fondos.

¿Cuándo contratar un seguro de viaje?

La preparación de un viaje no solo tiene que basarse en el vuelo, tren o autobús, más los alojamientos. Hay un tercer elemento que no puede faltar. Es el seguro.

En este asunto hay quien confunde el seguro de asistencia en viaje con el seguro de anulación. El primero empieza con el viaje y termina al final de este. Debe cubrir, entre otras cosas, gastos sanitarios, repatriación…, mientras que el segundo se contrata en el momento en el que se reserva el viaje y su cobertura dura hasta el momento de la salida. Fundamentalmente es para que devuelvan el dinero en caso de no poder viajar por una causa justificada.

Por lo tanto, el mejor momento para contratar el seguro es hacerlo cuando se contrata el resto del viaje. Aunque en el caso de la asistencia en viaje puede hacerse hasta justo el día anterior de la partida. En cambio, en el caso de la póliza de anulación es obligatorio contratarla al mismo tiempo que el viaje. 

¿Qué tiene que cubrir un buen seguro de viaje?

Más allá de la devolución del dinero invertido en el caso de no poder viajar, la principal cobertura es la que se refiere a la asistencia médica desde el inicio del trayecto hasta que se está de vuelta en casa.

Además, un buen seguro de viaje, debería cubrir cualquier circunstancia imprevista que pueda ocurrir durante el viaje con coberturas complementarias en función del tipo de viaje y del lugar al que se vaya.

Junto a la atención médica, otras coberturas a tener en cuenta son la atención odontológica, la repatriación, el viaje de un familiar en caso de enfermedad, la asistencia jurídica o la responsabilidad civil.

Además, recuerda que es conveniente incluir cosas que aunque no suelen recibir la importancia adecuada, la tienen: Retrasos de vuelos, llegada de equipaje o pérdidas de maletas.

Los retrasos en la entrega del equipaje, lo que se le da al pasajero no es una indemnización, es una cobertura de reembolso para adquirir prendas de primera necesidad o cosas de aseo mientras no llegan las maletas.

La tarjeta sanitaria europea cubre asistencia, pero no todo

Buena parte de los turistas que viajan por Europa usan la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE)  para poder ir al médico en caso de que tengan algún problema imprevisto.

En caso de emergencia, permite al titular acceder a la sanidad pública en el país de destino, además de atención durante el embarazo o en el parto. Sin embargo, no cubre la asistencia en clínicas privadas, la pérdida o sustracción de pertenencias, la repatriación, las demoras o cancelaciones de viajes, el ámbito legal ni el fallecimiento.

Por eso los expertos recomiendan que en esos casos también se vaya con una cobertura sanitaria del 100%.

Seguros GN10

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here