Campeones del mundo baloncesto
Imágenes de El Confidencial

La selección española de baloncesto celebrará en Madrid la consecución del título mundial conquistado tras derrotar a Argentina en la final. Los de Sergio Scariolo aterrizaron en la capital española a primera hora de la tarde de ayer.

Ricky Rubio, MVP de la final y del Mundial

La FIBA ha reconocido a Ricky Rubio como MVP del Mundial de baloncesto. El joven base español ha tenido una aportación clave, y su labor en el equipo ha sido imprescindible para la consecución del segundo título para la selección española de baloncesto.

En la final se anotó 20 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias para una valoración de 19, como en todo el torneo (16,4 puntos, 6 asistencias, 4,6 rebotes de media, 1,5 robos y 17,5 de valoración).

Cabe destacar que su conexión con Marc Gasol fue clave, lo que les convirtió a ambos en los dos españoles incluidos en el quinteto ideal junto a Evan Fournier, Luis Scola y Bogdanovic.

Un jugador histórico

Jugadas como las que protagonizó Ricky Rubio en la final le han confirmado como un jugador histórico. Está llamado a crecer aún más en su nuevo equipo, los Phoenix Suns, a los que ha llegado en verano.

«He aprendido muchísimo. He sabido prepararme y he disfrutado como un niño pequeño», admitió en declaraciones a la prensa. El momento más emotivo fue cuando le dedicó el título a su madre, fallecida en 2016 por un duro cáncer.

Marc Gasol, de nuevo el rey de la celebración

El jugador repitió ayer en Madrid su célebre celebración viral en Toronto, con el anillo de campeones de la NBA de los Raptors. El pívot español se bebió de un trago el contenido de una lata, como hizo en Canadá con una botella de cerveza.

Trece años y tres mundiales después, España ha vuelto a lo más alto del podio

En 2006, pocos minutos después de que la selección española de baloncesto conquistara en Japón su primer título mundial, los jugadores entonces se congregaron y comenzaron a cantar ‘El busto es mío (Hombre despechado)’ de Riki López. Trece años y tres mundiales después, los españoles se han convertido en Campeones del mundo otra vez y en el vestuario no ha faltado banda sonora. El tema estrella ha sido ‘Callaíta’, de Bad Bunny.

Su victoria en el Mundial de baloncesto se ha vivido incluso con más pasión que la de hace trece años tanto. Y el premio fue un verdadero baño de masas con los aficionados de la capital española rendidos a sus ídolos, a los que aclamó en una fiesta en la plaza de Colón.

Tras los compromisos institucionales, los Campeones del mundo se montaron en el clásico autobús descapotable y se dio un baño de masas por la madrileña Castellana hasta llegar a su destino final, donde esperaban más de 6.000 personas para aclamar a los héroes de Pekín.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here