Inicio FÚTBOL Sergio Ramos negocia un embargo del Santander de 35 millones con un...

Sergio Ramos negocia un embargo del Santander de 35 millones con un fondo buitre

El quebradero de cabeza de Ramos en el sector inmobiliario.

741
Sergio Ramos

La situación patrimonial del futbolista del Real Madrid no pasa por su mejor momento. Según publica El Confidencial, Sergio Ramos estaría negociando con Blackstone con el fin de evitar un embargo iniciado por el Banco Santander. Esto vendría de un préstamo de 35 millones de euros por la compra de unos terrenos a las afueras de Madrid.

Sociedad inmobiliaria

Así las cosas, el sevillano estaría tratando de sellar un acuerdo con el fondo estadounidense Blackstone. El objetivo no es otro que resolver una deuda histórica de Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales SL. Esta es una empresa de la que Sergio Ramos tiene el 49,99% del capital, su padre, José María Ramos, un 1% y Eroski, el restante 49%, a través de Cecosa Hipermercados. Según cuentan, estos socios compraron en el 2000 dos solares en Vicálvaro (Madrid) de 97.830 m2 (paquete A) y 102.170 m2 (paquete B). En el ejercicio 2001, ejercitaron los contratos de opción de compra firmados el año anterior y adquirieron otros 98.821 m2 (paquete A) y 232.224 m2 (paquete B).

En total, dos parcelas que sumarían casi 600.000 m2 a los que el Ayuntamiento de Madrid habría dado luz verde para ser urbanizable en el verano de 2006. Sin embargo, el estallido de la crisis en 2008 truncó los planes de la compañía. Según la tasación de los terrenos en 2010, tendrían un valor de 65 millones de euros. Sería tres años más tarde cuando el Ayuntamiento de Carmena dio el visto bueno a la construcción de 22.000 viviendas. Un plan que formaba parte de Desarrollos del Sureste.

Un préstamo impagado

Mientras tanto, el capitán de la Selección española debía hacer frente a un crédito de 35 millones de euros que en su día les concedió Banco Pastor. Como la entidad gallega fue absorbida por Banco Popular, la deuda cayó en manos del grupo financiero que hace ahora dos años fue engullido por Banco Santander.

A todo esto, el primer pago, de unos 12 millones, lo tenía que haber hecho en noviembre de 2018. Pero la sociedad no pudo hacerle frente al no tener ninguna vivienda vendida. En consecuencia, la entidad presidida por Ana Botín instó el embargo.

Ahora, los asesores del futbolista han conseguido parar la ejecución en los tribunales al advertir de que el dueño de ese préstamo es en realidad Blackstone. Y es que el fondo buitre compró por 8.300 millones al Santander el 51% de los inmuebles y créditos fallidos del Popular. Unos activos valorados en 30.000 millones de euros.

Con el fin de evitar la ejecución, Ramos está negociando con Blackstone la entrega de los terrenos a cambio de la deuda. Esto no es otra cosa que una dación en pago, una forma de resolver un problema que le ahora le atañe.

Al mismo tiempo, el fondo oportunista está en conversaciones con dos competidores del sector para venderles con un fuerte descuento el crédito sobre unos terrenos que ahora, una vez aprobado el plan general de urbanismo, podrían tener un valor real de entre 12 y 15 millones. Muy lejos de los 65 en que estaban tasados por el futbolista y Eroski.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here