Inicio HEALTH & LIFESTYLE Conocer los síntomas de la alergia al sol, prevenir y cuidar la...

Conocer los síntomas de la alergia al sol, prevenir y cuidar la piel

En estos tiempos en los que el cambio climático torna todo más dañino, hay que protegerse muy bien de los rayos del sol porque cada vez son mas perjudiciales para la salud

367
Alergia al sol
Es muy importante conocer los síntomas de la alergia al sol

En verano no es oro todo lo que reluce. Con la llegada de los primeros rayos de sol mucha gente comienza a notar que su piel no reacciona del todo bien ante esta exposición.

En diversas ocasiones es totalmente inesperado el picor y la quemazón que se convierten en una molestia diaria que llega a escocer de manera insistente. Si te ha pasado eso, puede que estés desarrollando la alergia al sol.

Estas reacciones alérgicas pueden desarrollarse en cualquier persona y en cualquier momento. No son hereditarias y no son más frecuentes en personas que padezcan otro tipo de alergias, según aseguran desde la Sociedad Española de Alergología e Inminología Clínica.

Estos son los tipos de cuidado recomendados cuando llega el verano

El doctor José Luis García Abujeta recomienda que se debe controlar la exposición al sol y utilizar cremas solares con un factor de protección alto.

Por otro lado, tomar antihistamínicos orales ayuda a tratar el problema de la alergia. Si no hay forma de regular la exposición al sol, se recomienda el uso de gorro, guantes y prendas de ropa largas frescas, para que los rayos no incidan en la piel.

Sobretodo en los casos en los que hay erupciones, porque hay que favorecer la recuperación de estas lesiones lo antes posible, evitando que empeoren.

Ante todo, se debe de acudir al alergólogo para verificar las causas de la aparición de lesiones cutáneas. De esa forma contaremos con un tratamiento adecuado, que cuide nuestra piel y que nos indique que hacer en estos casos de alergia al sol.

Causas de la alergia al sol y síntomas

Existen diferentes causas por las que se desarrolla alergia al sol, pero la sintomatología es muy similar.

Erupción solar polimorfa: la más frecuente y, según la SEAIC, afecta a un 20% de la población general. Los sarpullidos aparecen tras la primera exposición al sol en zonas de la cara, escote, antebrazos y la la parte anterior de las piernas. Dura varios días.

Urticaria solar: Este trastorno es el más raro, y es producido por un mecanismo de hipersensibilidad inmediata frente a un fotoaléergeno desconocido. Esto puede ir acompañado por dolores de cabeza, náuseas e incluso dificultad para respirar. Duran unos minutos u horas.

Cuando se da alguno de estos dos tipos de erupciones en la piel por el sol, el picor, escozor y la quemazón son los síntomas comunes en ambos casos. Una vez que desaparecen las ronchas, no dejan lesión alguna sobre la piel, pero si que es probable que se queden marcas si nos rascamos en exceso en las zonas afectadas.

La dermatitis en la piel

La dermatitis también es un problema que deriva de la alergia al son, pero en este caso, son mucho más fáciles de tratar, pero es algo muy latoso.

La dermatitis por fotosensibilidad se da por la aplicación de ciertos medicamentos, perfumes y cremas solares, que tras la acción del la luz del sol, dichos productos pueden llegar a convertirse en sustancias alérgicas.

La dermatitis atópica es también un problema que puede verse incrementado por el cloro de las piscinas, o la exposición al sol de manera excesiva. Pero, tal y como señalan los especialistas los baños en el mar son muy buenos para la piel.

Lo que hay que procurar es llevar una protección solar adecuada, y exponerse al sol de manera corta y progresiva, esto suele ser suficiente para el control de la seguridad de la piel. Y de todas formas, acudir al médico en caso de notar estos síntomas sin dudarlo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here