Inicio HEALTH & LIFESTYLE Trucos para una limpieza facial casera

Trucos para una limpieza facial casera

272
Limpieza facial casera

El rostro es nuestra primera carta de presentación. Tener un cutis limpio se puede conseguir en casa, mezclando ingredientes naturales y sin gastar mucho dinero.

Hacerse una limpieza casera de cutis como todo un profesional no tiene por qué ser algo complicado ni caro.

Con los siguientes trucos puedes hacer que tu cutis reluzca de manera casera sencilla y efectiva. Lo importante es prestar atención al tipo de piel, a la frecuencia de las limpiezas y a los ingredientes que utilices para ello.

Cómo hacer una limpieza facial casera paso a paso

La limpieza del rostro requiere atención y constancia. Se recomienda mantener cada día una rutina sencilla al despertar y al prepararse para ir a la cama.

La limpieza de cutis casera para eliminar impurezas e hidratar el rostro y cuello resulta muy efectiva. Mantener el cutis limpio e hidratado a diario ayuda a la piel a renovarse y respirar mejor.

Apuesta siempre por los jabones 100% naturales que al poder ser, contengan miel, avena o aloe. También hay espumas, cremas y geles de uso diario.

Estos son los pasos que se deben seguir para una limpieza de cutis en casa:

  • Desmaquilla tu rostro empezando por ojos y pestañas

El uso de cremas sobre un rostro sucio puede intensificar la mala apariencia, e incluso agravar la aparición de puntos negros, espinillas, manchas y arrugas.

El aceite de oliva es perfecto para realizar una limpieza facial profunda en casa. Actúa como un desmaquillante natural.

Limpiadores faciales

Piel grasa o mixta. Las pieles grasas deben limpiarse con geles de agua o espumas ligeras que no contengan aceites, aunque hay toallitas húmedas o secas.

Piel seca. Las leches o cremas limpiadoras son ideales para eliminar el maquillaje y la suciedad de las pieles secas.

Piel sensible. Los jabones o lociones sin detergentes y que no alteran el pH de la piel son los más indicados para eliminar las impurezas que se acumulan a diario en las pieles sensibles.

  • Utiliza vapor en la cara

Hierve agua en un recipiente pequeño. Cuando alcance la ebullición, retírala del fuego y acerca tu rostro al vapor para abrir tus poros.

El vapor ayuda a la eliminación de las impurezas en las capas más profundas. El tiempo que se recomienda para usar el vapor es de 10 minutos. Puede hacerse una vez a la semana o mensualmente.

  • Exfolia tu piel

Los exfoliantes se utilizan una vez a la semana o cada mes. Permiten eliminar las células muertas y activar la regeneración de la dermis.

Puedes hacerte tu propio exfoliante casero a base de miel y azúcar (una cucharada de miel y dos de azúcar).

  • Mascarilla hidratante casera

Después de realizar la limpieza facial con ingredientes caseros, llega el momento de aplicarse una mascarilla hidratante para devolver la energía al cutis, borrando los rostros agotados y opacos.

Puedes hacer una mascarillas con ingredientes de tu nevera. La clara de huevo con miel da firmeza al rostro. Ejerce un efecto lifting natural.

Solo se necesita mezclar ambos ingredientes en un recipiente muy limpio, aplicarlo en el rostro y dejar durante 15 minutos.

Qué pasa si tienes granitos o puntos negros

Si al aplicar vapor y una exfoliante todavía no has eliminado los granos y puntos negros de tu rostro, coge unos guantes y un par de algodones y ejerce una suave presión para eliminarlos.

Bebe agua para conseguir una limpieza eficaz

La adecuada ingestión de agua sirve para mejorar la salud de la piel. Lo mínimo que debemos beber son ocho vasos de agua al día, lo que facilitará la buena absorción de todo el consumo de frutas, vegetales y del resto de alimentos. También mantendrá hidratada la piel.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here