Nace un bebé gracias a un útero trasplantado

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La familia Gobrecht con el pequeño Benjamin. Foto del perfil de Facebook de Jen Gobrecht

Una mujer estadounidense, de 33 años de edad, nació sin útero por el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH). Debido a esta anomalía en el aparato reproductor era impensable que Jennifer Gobrecht pudiera experimentar, si lo quisiera, el proceso del embarazo.

La joven, al tomar su decisión y gracias a los avances en la ciencia, ha podido dar a luz al segundo bebé a través de un útero trasplantado de una donante fallecida.

Es el segundo bebé que nace mediante un trasplante de útero

Benjamin Thomas Gobrecht nació el pasado mes de noviembre por cesárea, convirtiéndose en el segundo caso que se da en Estados Unidos en el que una mujer con útero trasplantado da a luz con éxito a un bebé. Así lo ha informado la CNN. 

Y es que Jennifer Gobrecht forma parte de un ensayo para estudiar la posibilidad de que las mujeres que sufren infertilidad puedan concebir a través de un útero trasplantado. 

Junto a su marido Drew Gobrecht, proceden de Filadelfia, y han calificado el nacimiento de su hijo como "un milagro".

"Benjamin significa mucho, no solo para Drew y para mí, sino para muchos otros. Con suerte, podrá ayudar a otras parejas a intentarlo, porque ha funcionado y él está aquí", dijo Jennifer.

Ambos relatan que en un principio Drew se mostró escéptico ante esta opción, pero finalmente la pareja se enteró de que ya había casos de mujeres que habían dado a luz con úteros trasplantados, y se animaron a pasar por esta experiencia.

¿Qué es el síndrome MRKH?

Es un trastorno congénito. Se produce durante el proceso de gestación del feto y afecta a los conductos de Müller, a partir de los cuales se terminaría de desarrollar el aparato reproductor femenino.

La vagina y útero son inexistentes si se padece este tipo de enfermedad. Esto puede ser parcial o total. Pero los ovarios funcionan con normalidad.

El primer síntoma que se experimenta es la ausencia de menstruación, más técnicamente conocido como amenorrea. Por eso tiende a diagnosticarse durante la pubertad, entre los 16 y los 18 años.

A pesar de estas primeras alarmas, este síndrome tiene tratamiento. Muchas mujeres recurren a la cirugía, para crear la vagina, pero otras no necesitan de una intervención.

En los casos en los que no es necesario operar, se realizan unos ejercicios de dilatación que el especialista en ginecología recomienda. Y otras veces, se puede recurrir a la maternidad subrogada o a la adopción.

Las mujeres que solamente necesitan de ejercicios de dilatación y que han conseguido que su vagina llegue a los centímetros recomendables y el dolor ya no aparece durante las relaciones sexuales, pueden disfrutar con sus parejas con normalidad.

La ciencia ya está probando la creación de embriones sintéticos

En el Instituto Salk de Estudio Biológicos, laboratorios mundialmente conocidos por su contribución Biológica, ha logrado crear un embrión sintético empleando una sola célula, extraída de la oreja de un ratón adulto vivo.

Para la elaboración del embrión, no se ha contado con espermatozoides ni óvulos. Ha sido bautizado como "blastoide". Lo que se pretende es alcanzar grandes descubrimientos y poder estudiar con detalle el proceso de creación de un ser vivo.

La formación de las 100 primeras células que hacen posible el bastocisto, es decir, el embrión que está comenzando a desarrollarse en sus primeros días de vida, comprende un pilar esencial para los investigadores.

¿Qué es la endometriosis?

Es una enfermedad que viene dada por el crecimiento benigno del tejido endometrial fuera del útero. El peritoneo pélvico y los ovarios son las zonas más frecuentes en las que se suele detectar este tejido.

También puede encontrarse en otras partes como la vejiga e incluso, los intestinos, según el Ministerio de Sanidad, Consumo y BIenestar Social, (MSCBS). Se preguntarán cuál es la causa de que aparezca este tejido, pero lo cierto es que aún se desconoce.

Al respecto, el Manual MSD establece como posibles razones de su aparición los antecedentes familiares, el retraso en la maternidad, la menopausia tardía o los ciclos menstruales cortos, entre otros.

Un aspecto fundamental es que este tejido que crece fuera del útero depende del ciclo hormonal de la mujer. Además, con cada menstruación se va desprendiendo y produciendo fuertes sangrados.

Está claro que se puede ser madre, siempre que así se decida de manera individual, de cualquier forma, ya sea mediante la adopción, por inseminación artificial o a través de otros métodos.

Añadir nuevo comentario

Publicidad. Comunidad rentabilidad y marketplace. Participa en GN10

Publicidad. Todos sus planes con tu préstamo Monedo Now. Hasta 5000€ en solo unos minutos. Solicita tu préstamo

Publicidad. BNeXT. Saca gratis de cualquier cajero. Activa tu tarjeta.