Inicio PORTADA Un vigilante condenado a cuatro años y medio de cárcel por abusar...

Un vigilante condenado a cuatro años y medio de cárcel por abusar sexualmente de una niña

El vigilante devolvió la niña a su madre tras cometer el crimen, recriminándole a esta que tendría que haber estado más atenta de la pequeña

400
Vigilante abusa de una menor
Una cámara capta el momento en el que un vigilante de seguridad se lleva a una niña a una zona apartada de un centro comercial para abusar sexualmente de ella./ 7 NEWS AUSTRALIA

Un vigilante de un centro comercial de Sydney, Australia, ha sido condenado a cuatro años y medio de cárcel, por abusar sexualmente de una menor que se había extraviado.

Aunque los hechos sucedieron el 18 de diciembre de 2016, según informa The Sydney Morning Herald, la sentencia se ha conocido ahora.

Las cámaras de seguridad captaron el momento en el que el vigilante se iba con la niña de la mano para cometer el crimen.

Aprovechando que la menor se había perdido, el vigilante la guío a un lugar apartado para abusar de ella

La menor de apenas tres años de edad por aquel entonces, estaba jugando con su hermana mientras que la madre realizaba las compras de Navidad en el centro comercial.

El condenado, de 30 años, tras recibir el aviso de que una niña se había quedado sola y estaba perdida, decidió acercarse hasta allí.

La niña se encontraba en una zona de juegos, por despiste se había quedado allí sola. El vigilante aprovecho la situación, se acercó a ella y la condujo a un lugar apartado.

Sin libertad condicional durante dos años y medio

El juez del caso, ha calificado al crimen como «la peor pesadilla para unos padres». Y ha asegurado que «como suele suceder en asuntos de esta naturaleza, tratar de pensar lógicamente sobre por qué alguien se comporta de esa manera con una niña de tres años no tiene sentido».

En las imágenes recogidas, se muestra cómo el vigilante se acerca a la niña, la traslada por un pasillo hasta unas escaleras.

Diez minutos después, la llevó con su familia, recriminando a la madre que la hubiera perdido de vista. La propia menor fue quién contó lo que le había sucedido una vez llegaron a casa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here