Inicio MEDIO AMBIENTE Vuelve la temida Carabela Portuguesa

Vuelve la temida Carabela Portuguesa

Siete personas sufren picaduras de la medusa 'Carabela Portuguesa' en Benidorm.

244
Carabela Portuguesa
Un ejemplar de la especie conocida como carabela o fragata portuguesa./ WIKIPEDIA

Siete personas han sido atendidas este domingo en una playa de Benidorm (Alicante) por picaduras leves de Carabela Portuguesa.

Cinco de ellas han sido trasladadas por precaución al hospital de Villajoyosa y solo una de ellas sigue en observación, aunque su estado no reviste gravedad.

El Ayuntamiento ha activado durante dos horas el protocolo por Carabela Portuguesa en tres playas, tras detectar dos ejemplares en aguas de la ciudad, que han sido retirados por los servicios de salvamento.  

Se ha prohibido el baño

Por precaución, durante una hora se ha prohibido el baño en las playas de Levante y Poniente, y durante algo más de dos horas en la de Mal Pas, que ya han vuelto a la normalidad tras confirmar los equipos de salvamento la ausencia de más hidrozoos.

No obstante, como medida de precaución, en las tres playas ondea la bandera amarilla y la de medusas, según un comunicado del Consistorio.

Las embarcaciones de la Policía Local y de la empresa concesionaria de las playas han realizado batidas e inspecciones por toda la bahía en busca de otros posibles ejemplares, y al confirmarse la ausencia de más carabelas portuguesas se ha vuelto a permitir el baño, primero en Levante y Poniente, y posteriormente en Mal Pas.

¿Qué es la Carabela Portuguesa?

Es frecuente pensar que se trata de otra de las tediosas plagas de medusas que en los últimos años, llegado el verano, pueblan las playas de todo el Mediterráneo, pero no es así.

La Carabela Portuguesa no es una medusa ni tiene consideración de ser vivo. Se trata de un conglomerado de organismos que se asocian como una colonia para sobrevivir. Juntos forman un hidrozoo de plancton gelatinoso, pero de forma independiente no podrían sobrevivir.

¿Por qué ese nombre?

Este conglomerado responde al nombre científico de Physalia physalis, pero comúnmente se llama Carabela Portuguesa, fragata portuguesa o falsa medusa debido a una especie de vejiga llena de gas que asoma por encima de la superficie marina y permite identificar su presencia en el agua.

En la práctica parece una especie de embarcación o submarino sobresaliendo del agua.

¿Son peligrosas?

No tanto como parece, pero sí conviene tener cuidado. Tienen tentáculos repletos de veneno que pueden llegar a alcanzar los 50 metros de longitud.

Estos tentáculos se convierten en armas paralizadoras de otras especies a las que inoculan el veneno. Pero no solo son peligrosas para los habitantes del medio marino, sino también para los humanos. La picadura de una Carabela Portuguesa puede resultar mortal para un niño y para un adulto con la salud debilitada. Para una persona de peso y salud normal no debería resultar dañina en extremo y sus efectos pasarían en unas cuantas horas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here